Llamado a la solidaridad por compañeros acusados del ataque al cuartel de la PDI .

Pablo y Jubilo a la calle.

Pablo y Jubilo a la calle.

 

 

El día 2 de Septiembre en las inmediaciones de la UACH encapuchadxs salieron a la calle para dar inicio a un nuevo Septiembre Negro.
Lxs manifestantes prendieron barricadas cortando el transito de la calle Condell; asiendo alusión a lxs caídxs en combate, a lxs presxs y al pueblo mapuche.
El mitin se realizaba dentro de los “parámetros” de una salida universitaria, donde se espera la llegada de fuerzas especiales para descargar el material incendiario.
En este contexto unx compañerx quiso dejar un recuerdo escrito en la brigada de homicidios, desatando el enfrentamiento, evidenciando con las imágenes ya conocidas que todxs pudimos observar. Consecuencia de esto es que resultan dos compañeros detenidos, Pablo Carvajal y Júbilo (Matías Castro) acusados de homicidio frustrado y porte de bomba incendiaria tipo molotov.
En el caso de nuestro hermano Júbilo se le acusa además de porte y uso de arma de fuego no inscrita, hecho penado por infracción a la ley de armas. Los cargos por los que se les intenta procesar los hacen arriesgar de 3 a 15 años de prisión.
En primera instancia se desestimo la prisión preventiva por ausencia de pruebas pero tras el alegato del ministerio público y abogados de PDI en la corte de apelaciones, consiguieron mantener tras las rejas a nuestros compañeros mientras dure la investigación (3 meses como mínimo).
Teniendo en cuenta lo anterior, se evidencia que se trató de un montaje en contra de Pablo y Matías, debido a la falta de contundencia y objetividad de los guardias que acusan y declaran haberlos visto y reconocido a menos de un metro de distancia.
No consideramos el montaje como una razón o justificación para defender o solidarizar con lxs compañerxs presxs, es más, repudiamos a aquellxs que utilizan como en método de defensa para victimizarlos; invalidando la acción y apuntando con el dedo a quienes sí tuvieron el coraje y la decisión de atacar y espantar a punta de fuego, golpes y piedras a los agentes de la brigada de homicidios de la PDI.

Desde aquí validamos y apoyamos la acción de ataque en el contexto de salida universitaria, el caso particular de ataque a la PDI y la manera de defender y evitar la detención de unx compañerx por parte del agente Israel Andrade, quién intentando dárselas de héroe de su cuartel, para quizá ganarse una medalla o un ascenso, sufriendo contusiones varias y le costo 3 dientes menos.
No nos asombra la supuesta manera desquiciada con la que actúo PDI y toda la policía, que disparó en contra de lxs encapuchadxs, ya que en su posición de defensores del orden no dudan en disparar a matar a cualquiera que se alce en contra de lo impuesto, como se ha notado ya muchas veces contra compas como Claudia, Jhonny, Matías y tantxs otrxs…
Tan clara como la posición de los enemigos debe ser la nuestra en esta guerra, encaminada hacia la destrucción del orden social. Aquí no hay cabida para el arrepentimiento ni la ambigüedad, las cosas deben ser claras y siempre un ataque contra la autoridad ha de ser valorado, defendido y no menos preciado, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, ya que no nos interesa manejarnos en los términos de culpabilidad ni inocencia porque aquí es cuando caemos en su juego y dejamos de ser un aporte real en esta guerra, como bien decía un hermano, es a muerte.

Saludamos fraternamente a todxs nuestros compañerxs encarcelados por la autoridad a nuestro compañero Diego Ríos en fuga y hacemos un llamado a la solidaridad insurrecta, llevándola a cabo desde las múltiples formas existentes y procurando siempre que la moral de lxs compañerxs no decaiga.

“Es hora de actuar, en la cotidianeidad con nuestros afines, por la destrucción de la sociedad carcelaria y de cualquier intento social de reformar este asqueroso sistema de muerte.
La solidaridad no debe jamás ser una consigna vacía, sino una acción cotidiana de enfrentamiento con el poder y un apoyo constante a lxs hermanxs secuestradxs en esta guerra a muerte.”
Mauricio Morales

¡Que la llama no se apague!
¡Pablo y Júbilo a la calle!

Célula insurreccional en apoyo a lxs presxs.


About this entry