CONSECUENCIAS IMPREVISTAS

CONSECUENCIAS IMPREVISTAS

 

de Contra la civilización: 2ª edición editado por John Zerzan

 

Durante millones de años, los humanos han vivido como anarquistas. Eso es como individuos autónomos, sin la existencia coercitiva del poder, el trabajo y las instituciones: sin mediación. al “estado natural” seria mas apropiado llamarlo el anti-estado natural. Nunca fue un paraíso (los jardines colgantes) o una utopía (el lugar perfecto de la imaginación), simplemente fue. Pero no es simplemente un hecho histórico. El pensamiento linear de la razón nos ha llevado a creer eso, dirigido por los profetas de la producción (Moses, Smith, Marx, etc…). La anarquía está en nuestros huesos. Es la forma en que actuamos; es el camino que millones de años de evolución nos ha creado. Como Paul Shepard indica nosotros somos seres del paleolítico: recolectores-cazadores, primitivos, seres de esta tierra.

 

 

 

Pero algo sucedió. No es un gran misterio como de devotos somos de los dioses del Progreso y la Producción, todos sabemos que las cosas no van bien. hemos sido llevados por el mal camino. Para probar y enfrentarse a lo que eso significa, debemos primero entender que somos. La vida de los recolectores-cazadores nómadas es intrínsecamente diferente del mundo de muerte espiritual moderno: la cara actual de la civilización global y tecnológica. sin embargo los recolectores-cazadores no son diferentes. No se nace primitivo o civilizado. pero gente nacida en diferentes tiempos y lugares y  una gran cantidad de nosotros tienen el desatino de haber nacido en la ultima categoria.

 

la sociedades de recolectores-cazadores nómadas tipifican el igualitarismo.  Son, como deben ser por su naturaleza, flexibles y orgánicos, ser nómada significa ser flexible: esta es la llave a la anarquía.  Cuando hay sequías, las sociedades se pueden trasladar a regiones mas hospitalarias. Los limites, donde existan, son definidos por el centro en vez de por lineas arbitrarias o marcas. Quien esta en un sitio a un tiempo en particular es fluido y no existen los  extranjeros. Los egos son intencionadamente desalentados para que ninguna habilidad sea valorada por encima de ninguna otra. La población se “mantiene en correcto funcionamiento” (N. del T. en el original kept in check) por la naturaleza de la movilidad y por lo que Richard B. Lee llama el “anticonceptivo sobre la cadera (N. del T. en el original contraceptive on the hip)”

 

Pero mas importante, todo el mundo es capaz de sustentarse a si mismo. Por lo que cuando la gente se agrupa, lo hace bajo sus propias condiciones. Si la gente se enfada o frustra con otros, son libres de irse y el impacto de ser rechazado  es duramente sentido. No hay especialistas reales y tampoco hay posesiones que pueden ser hechas o intercambiadas fácilmente. No hay mediación entre la vida y los  significados  de vivir.

 

los recolectores-cazadores nómadas viven un mundo enteramente sagrado. Su espiritualidad alcanza tan lejos como todas sus relaciones. Conocen las plantas y los animales que les rodean y no solo a los de importancia inmediata. Hablan con lo que nosotros llamaríamos “objetos inanimados”, pero pueden hablar el mismo lenguaje. Saben como pueden ver mas alla de ellos mismos y no están limitados por los lenguajes humanos que nosotros conservamos tan apasionadamente. Su existencia es plantada en su lugar, vagan libremente, pero siempre están en casa, sintiéndose bienvenidos y sin miedo.

Es fácil criticar cualquier teoría que busca “pecados originales” o puntos de partida para algún evento en particular , en los que de algunas formas estoy de acuerdo, pero pienso que la imagen es realmente mas compleja… No hubo ningún punto en el que se tomara una decisión consciente para ser civilizado o un punto en el que la gente dejo de escuchar a la tierra. En cambio hay varias cosas ciertas que han ocurrido y que tienen serias implicaciones en la manera por la cual nos relacionamos entre nosotros y con la tierra a nuestro alrededor.

 

No creo que la primera gente que domestico plantas y animales supiera que lo que hacían convertiria el mundo que amaban en algo que llegarían a temer. o que aumentar el miedo a lo salvaje significaría  destruir todo mas alla  de las limites de los jardines para asegurarse de que  nada se introdujera dentro. Es realmente dudoso que las primeras personas en asentarse en un sitio pensaran que estaban tomando el camino hacia la guerra, o que tener mas hijos significaría un constante y creciente estado de crecimiento. Es dudoso también que la primera gente ampliamente dependiente del alimento almacenado cayeran en hecho de que les llevaría a la creación de un poder coercitivo y rompería el igualitarismo que un grupo de gente autónoma tenía.

 

Por supuesto, ninguno de nosotros nunca estará seguro de que pensaban o porque se hicieron estas cosas. No hay escasez de teorías sobre los orígenes de la domesticación, el sedentarismo o la orientación a la sobreproducción, pero a términos prácticos esas teorías son realmente irrelevantes. Porque tomaramos ese camino al comienzo no cambia el hecho de que haya traído una serie de implicaciones. Cuando cada uno de esos pasos fue tomado, algo significativo ocurrio y una serie de consecuencias imprevistas  conecta esos eventos con la situación actual.

 

Pero este no es signo de que los gobiernos sean alguna fuerza benigna, los politicos y especuladores saben que están destruyendo el planeta y envenenando toda vida,ven el dinero como lo mas importante, sus elecciones son difícilmente imprevistas comparadas con las de la persona que sin pensar conecta un enchufe o echa gasolina a su coche. Los poderosos actuaran segun sus propios intereses, pero su poder reside en nuestra complacencia hacia los terminos que nos han insuflado.

 

Esto no significa que todas las personas envueltas sean necesariamente conscientes o de que debieran ser dañadas, esto no nos llevaria muy lejos. Pero lo que es obvio es que nuestra situación se vuelve cada vez peor. Con el crecimiento de la dependencia en combustibles fósiles, estamos robando al futuro de una manera nunca antes conocida. Permanecemos en una posición bastante familiar: Como las civilizaciones Cahokia, Chacoa, Maya, Azteca, Mesopotámica o Romana antes que nosotros, no estamos viendo los síntomas del colapso que define nuestra época. No pensamos en nada excepto en aquello que es beneficioso para nosotros aquí y ahora. No estamos pensando mas allá de nuestra condición. No pensamos en nada mas allá de la civilización.

 

Pero aun no lo sabemos. Aun no hemos recibido la habilidad de leer el tiempo, porque es contrario al camino de la razón desplegado anteriormente a nosotros.

 

Pero las cosas han cambiado y están cambiando. Lo reconozcamos o no: algo ocurrirá. Tenemos la habilidad de mirar atras y probar y despertar la parte de nosotros que ha sido enterrada por la domesticación: el proceso civilizador. Podemos ver que hay algo acerca de las sociedades recolectoras-cazadoras nómadas que simplemente funcionaba. Podemos ver como esto ha sido destruido por el sedentarismo, la domesticación, y la sobreproducción, y este hecho se acrecentará mas con la horticultura, la creación de los estados, la agricultura y aun mas con el industrialismo y la modernidad tecnológica.

Algo concerniente a estos pasos se llevo nuestra autonomía. Nos hizo dependientes. Supuestamente fuimos liberados del barbarismo de la propia-determinación  hacia la nueva libertad del trabajo y a un mundo de objetos. Vendimos el igualitarismo a cambio de plástico.

Nuestra situación actual es desalentadora pero tenemos esperanzas. Tenemos antes de nosotros un legado de consecuencias imprevistas que lentamente nos llevaron del igualitarismo al totalitarismo. La cuestión que debemos responder es que hemos perdido. ¿Que parte de nosotros ha sido vendida en el proceso? Podemos mirar mas alla de los mitos de la razón, de la divinidad, del tiempo lineal y del progreso y despertarnos a nosotros mismos en el proceso.

 

la civilización es un objetivo enorme. Sobreponerse a la domesticacion es una tarea masiva, pero nuestras almas y vidas están juego.El futuro y el pasado estan mas cercanos de lo que parecen. La sangre y el espíritu de la anarquía fluye por nuestras venas. No necesitamos mirar “antes de la civilización”; solo necesitamos escucharnos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea. Tenemos la ventaja de ver que pasos hemos tomado por el mal camino, y con ello tomar el camino hacia la anarquía.

 

Y en este proceso, el proceso de convertirse en humano, la abstracción entre nuestro destino y el destino del mundo se marchitaran. No habrá preguntas sobre cuando sera el momento oportuno para golpear contra manifestaciones concretas de la civilización o sobre donde  golpear.

 

Cuando aprendamos a abrirnos a lo salvaje y al caos, la anarquía orgánica de nuestros seres fluirá. Atacar a la civilización no es una hazaña fácil, pero cuando escuchemos, cuando abracemos nuestro anti-estado natural, sabremos exactamente que hacer.

Kevin Tucker
10 de Mayo del 2004

 

Traducción realizada por T.(A).Z


About this entry