¿Qué es la Deep Ecology?

¿Qué es la Deep Ecology? Es el reconocimiento del valor inherente de todos los seres vivos y el valor intrínseco de toda diversidad. Los principios de Deep Ecology son una plataforma apoyada y compartida por todo tipo de personas.
Apenas conocida en España, la corriente de “Deep Ecology” o “ecología profunda” tiene una enorme fuerza social en USA y en países anglosajones o del norte de Europa, pero, independientemente de los lugares donde se está desarrollando, la “Deep Ecology” está en el espíritu de nuestra época, y muchos -leyendo esto- se sorprenderán al darse cuenta de que, sin saberlo, defienden puntos de esta filosofía desde hace tiempo.
La denominación “deep ecology” procede del filósofo noruego Arne Naess, que en 1973, en un artículo en el que contrastaba dos corrientes de ecología, llamó a una “movimiento de ecología profunda de largo alcance” (long-range deep ecology movement) y a la otra “movimiento superficial o poco profundo de ecología” (shallow ecology). La primera implica un nivel más profundo de plantear las preguntas, de llegar hasta los fundamentos, mientras que la “superficial” se detenía antes de llegar al nivel último.

Para Naess la característica fundamental del movimiento “Deep Ecology” radica en el reconocimiento del valor inherente de todos los seres vivos y el valor intrínseco de la diversidad de todo tipo. De esta toma de conciencia se desarrollan por un lado, a un nivel práctico, distintas formas de acciones políticas y sociales, y por otro lado, a un nivel más elevado, la “Deep Ecology” da lugar a varias corrientes filosóficas.
Los principios de “Deep Ecology” constituyen una plataforma común que personas de muy diversa ideología, de corrientes muy distintas -tanto activistas, como filósofos- apoyan y comparten.

Deep Ecology está constituida por ocho principios:

1.- El bienestar y el florecimiento de la vida humana y no-humana en la Tierra tienen un valor intrínseco, independientemente de la utilidad que lo no-humano pueda tener para los propósitos humanos.

2.- La riqueza y la diversidad de las formas de vida contribuyen a hacer realidad estos valores y son, por tanto, valores en sí mismos.

3.- Los seres humanos no tienen derecho a reducir esta riqueza y diversidad, excepto para satisfacer necesidades humanas vitales.

4.- El florecimiento de la vida y culturas humanas es compatible con un descenso sustancial de la población humana. El florecimiento de la vida no humana necesita esta disminución.

5.- Actualmente la intervención humana en el mundo no-humano es excesiva, y la situación está empeorando rápidamente.

6.- Por esta razón, las políticas deben cambiar. Estas políticas afectan a las estructuras básicas de la economía, la tecnología y la ideología. El estado que resulte será profundamente distinto del presente.

7.- El cambio ideológico consiste principalmente en apreciar la calidad de la vida, más que buscar incrementar el estándard de vida. Habrá una toma de conciencia profunda de la diferencia entre lo grande (big) y lo importante (great).

8.- Aquellos que suscriban estos puntos tienen la obligación de intentar directa o indirectamente realizar los cambios necesarios.

Quienes a un nivel práctico y concreto, desde el activismo y la justicia social, quieren lograr un cambio social partiendo de la “Deep Ecology” están motivados por el amor hacia la Naturaleza y hacia los seres humanos. Reconocen que no podemos seguir con el tipo de crecimiento que tenemos, y que es necesario realizar cambios fundamentales en nuestro sistema de valores y prácticas o destruiremos la diversidad y la belleza del mundo y su capacidad de mantener las distintas culturas humanas y la vida en general.

Las organizaciones basadas en Deep Ecology mas fuertes son historicamente las de USA, donde hay cientos de personas en la carcel por defender estos principios contra la maquina capitalista americana. Algunos ejemplos podrian ser Move, Earth First!, Sea Shepherd o Wild Earth e incluso podriamos incluir algunos de “Covert actions” como el Earth Liberation Front y el A.LF.
Son organizaciones horizontales, donde salvo raras excepciones como puede ser Sea Shepherd ( los barcos necesitan capitanes y una jerarquia de mando) no hay presidentes, directores, etc. Todos trabajan de igual a igual con miembros fuertemente comprometidos y aunque surgen lideres, estos no suelen poseer ningun cargo legal en la organizacion, lo son por capacidad propia.

La Deep Ecology, tiene una doble lectura, pues es tambien sin proponerselo, una receta para salvarnos a nosotros mismos, a la raza humana de su autodestruccion. Estamos en una espiral, donde la economia y el capital dirigen el mundo, donde todo es juzgado por su valor comercial, de tal manera que si no tiene valor comercial, nos es indiferente que deje de existir, y si lo tiene se debe explotar, y no paramos hasta que sobreexplotamos, y no paramos la sobreexplotacion hasta que destruimos. Realmente nuestra especie es una plaga para la tierra, lo que sucede es que reconocerlo y actuar con medidas para ponerle remedio seria limitar nuestra expansion y la de la economia, y eso es imposible de conseguir con el sistema capitalista neoliberal actual.

Hay, sin duda, una estrecha conexión de la Ecologia Profunda con los movimientos contraculturales de finales de los sesenta y de los 70; y, de hecho, muchos de los nombres más destacados del movimiento proceden de aquellos (David Foreman, George Sessions, Edward Abbey, Paul Watson o el propio Thompkins).
No se entendería la ecología profunda sin la expansión de la conciencia medioambiental de los últimos treinta años, y que Manuel Castells define como el “reverdecimiento del yo”: a finales de los años noventa las dos terceras partes de la población occidental se considera ecologista, y por ello los “programas verdes” han invadido todo el espectro político; ningún partido renuncia a reverdecerse. Sin embargo, en paralelo al reverdecimiento de los partidos tradicionales, surgieron, especialmente en Europa, los partidos verdes, que han supuesto la entrada del movimiento ecologista en la competición política, cuyo punto culminante ha sido la entrada de Los Verdes (Die Grünen) en el Gobierno alemán.

El desengaño llega cuando arrastrados por el sistema, los partidos tradicionales, no son capaces de activar cambios reales a la velocidad necesaria y ello en nuestra opinion es debido ademas de al sistema capitalista neoliberal que impide toda actuacion que vaya contra el crecimiento economico y la expansion salvaje a costa de dilapidar recursos, a la sociedad, la mayoria de la cual no tiene la madurez necesaria todavia para entender que no podemos seguir con este ritmo de vida y crecimiento bajo pena de destruir nuestro mundo a medio plazo. A demasiada gente no le preocupa todavia de donde sale ni como se produce la electricidad que llega a su domicilio, el gas que alimenta su calefaccion, el combustible que usa su coche, los materiales que usan a diario en una cultura impuesta del “usar y tirar”, ni siquiera se preocupan por que en la mayoria de las ciudades se respira ya aire contaminado a niveles peligrosos para la salud, que esta provocando enfermedades a la poblacion. Dan todo por sentado, como si las cosas no fueran a agotarse nunca. y no, no es que esten ciegos, es que no quieren ver, por que la realidad seria como la verdad de Al Gore… incomoda…. y de momento viven muy bien, los que vengan detras… que arreen…

Sin embargo, desde entonces, desde esa decepcion para muchos del mundo del ecologismo, se está produciendo un retraimiento de la acción ecologista institucionalizada, que vuelve a posiciones de “fuera del sistema” pues estamos comprobando como la lucha unicamente desde dentro del sistema, es claramente insuficiente, pues sus reglas y creencias no son validas ( ¿como se puede conseguir un verdadero cambio desde un sistema en el que el capital es mas importante que la vida y la tierra?) hay demasiados intereses creados, y los que tienen esos intereses, se han hecho tan fuertes, que los estados son ya meros tìteres con cada vez menos capacidad de control. Nunca podran promover cambios tan drasticos a tiempo para salvar a tantas especies de la extincion y a tantos ecosistemas de la destruccion como se estan viendo en los ultimos 50 años y quizas ni siquiera para salvarnos a nosotros de nosotros mismos. y de ahi se gesta el auge actual en diversos paises de la ecología profunda.

Para nosotros hay, básicamente, dos modelos medioambientales. Por un lado, la ecología superficial, enraizada en el utilitarismo, y que concibe la naturaleza como una serie de recursos puestos al servicio del hombre; y la ecología profunda que se manifiesta como un proyecto universalista, no solo de proteccion de la tierra, si no de restitucion alli donde todavia sea posible, de las tierras a su virginidad primitiva y la reintroduccion de especies animales desaparecidas.
Abogamos abiertamente por una reducción de la población humana. La idea es que la vida humana y la no humana tienen idéntico derecho a vivir ( solo esta idea ya choca la educacion actual, que situa al humano como un dios todopoderoso por encima de la naturaleza, ajeno a sus leyes y con derechos sobre el mundo y sus seres), pero la vida humana interfiere excesivamente sobre la no humana. El ecologismo profundo aboga por un descenso de la población humana para incrementar la vida no humana y conseguir a su vez una calidad de vida global para todos nosotros y no solo para unos pocos que tuvieron el privilegio de nacer en paises ricos. Si no lo hacemos nosotros, lo hara el planeta tarde o temprano, pues sus recursos son finitos, la diferencia es que si no nos autolimitamos, tanto en poblacion como en voracidad de consumo de recursos, cuando el planeta lo haga sera por que ya habremos acabado con todo. Nosotros no queremos llegar a esto.

Esta conciencia ecológica traspasa las fronteras de lo estrictamente medioambiental e invade los ámbitos de la política y la sociedad. Más que un pensamiento es una vida alternativa. Las propuestas formuladas por biocentristas, no están exentas de atractivos. Por ejemplo, la conversión de los Estados actuales en biorregiones definidas por unas características ambientales comunes. Abogan también por la creación de áreas centrales (core areas), espacios dentro de las reservas naturales en los que la interacción humana es mínima o incluso debería estar prohibida.
¿Utopia? quizas, pero en Asturias tenemos ya una razonablemente grande “Core Area” -Muniellos- y pequeñas, como son las zonas de acceso prohibido de parques naturales como Somiedo. Acabaron dandose cuenta de su necesidad, como se daran cuenta de otras muchas cosas que la deep ecology defiende, la pregunta es, ¿se daran cuenta a tiempo? ¿cambiara la mentalidad de los humanos a tiempo para entender que no podemos mantener nuestra destruccion del planeta a este ritmo? Se necesitaran grandes cambios en las leyes, los estados, la economia y la conciencia de la poblacion. El conseguirlos a tiempo no solo es una cuestion medioambiental si no de supervivencia, de nuestra propia supervivencia como especie.

Se debe mencionar, que los grupos Deep Ecology abogan por un cambio en las estructuras de la sociedad como hemos visto, por lo que algunos gobiernos los
consideran “ecoterroristas” (a todo aquel que promueve un cambio se le llama terrorista ultimamente…) llegando en USA a aplicarles la misma legislacion que a terroristas islamistas hay cientos de ecologistas en las carceles por enfrentarse abiertamente al sistema.

Los verdaderos ecoterroristas, aquellos individuos cuyas compañias estan destruyendo el medioambiente y la vida en la tierra, no estan en ninguna carcel, pero tienen nombres y direcciones, tanto en USA como en nuestro pais…

Algunos de los ecoterroristas americanos mas buscados por el E.L.F:

http://www.elfpressoffice.org/ecoterrorists.html


About this entry