ATACA EL SISTEMA

Por Craig “Critter” Marshall

 

Dado que escribo desde el otro lado del alambre de espino con respecto a la mayoría de
los que participan en este libro, al menos estoy en mejor posición para decir algo
importante sobre las corporaciones que se enriquecen a costa de la destrucción y
explotación de la naturaleza, o empleando términos capitalistas recursos naturales.
Los grupos ecologistas de la línea principal dicen que las tácticas del E.L.F. son
demasiado extremas. Por el contrario, yo creo que las acciones del E.L.F. no son lo
suficientemente extremas.

El otro acusado en mi juicio, Jeff Luers, está cumpliendo una condena de 22 años y 8
meses por incendiar unos pocos SUV´s (N de T: coches todoterreno altamente
contaminantes). Si el fiscal no hubiese muerto en medio del juicio, no se hubiesen
sentido forzados a ofrecerme un trato, en él acordamos que si yo me declaraba culpable
recibiría una condena de cinco años y medio. De no haber muerto, yo también estaría
cumpliendo una sentencia largísima por una acción que tuvo resultados mínimos.

La gran mayoría de la gente jamás es atrapada por sus sabotajes, lo cual demuestra la
eficacia de preparar y planear bien las cosas. A pesar de eso, si la gente arriesga muchos
años de su vida, ¿no merece la pena realizar acciones mucho más eficaces que
simplemente incendiar un par de todo-terrenos? Tengo muy claro que si mi compañero
y yo hubiésemos incendiado la fábrica entera que produce los SUVs no estaríamos
cumpliendo una condena mucho más larga que los más de 22 años que está cumpliendo
Jeff. Pero a pesar de que incendiar toda la fábrica hubiese sido infinitamente mejor de lo
que conseguimos nosotros, tampoco hubiese llegado lo suficientemente lejos, ya que
otra fábrica hubiese sido construida y proseguiría la destrucción de la Tierra tras esa
interrupción.

Lo que tenemos que atacar es la totalidad de la máquina mortal que es la sociedad
industrial: la civilización. Debido a que la Tierra y sus habitantes están siendo atacados
las 24 horas del día a una escala enorme, ¿cómo pensamos que vamos a terminar con
todo esto simplemente incendiando unos pocos todoterrenos? Aquellos que atacan la
industria maderera están consiguiendo abollar la armadura de la maquinaria, pero siguen
siendo sólo abolladuras. Necesitamos cortarle la cabeza al monstruo.

No importa cuántos animales sean rescatados, no importa cuántos árboles se salven si el
actual estado tecnológico progresa, o incluso si continua al mismo ritmo al que destruye
los ecosistemas del planeta, la vida en este planeta tiene un destino fatal. La
civilización, tal y como la entendemos, depende de la dominación y explotación de todo
tipo de recursos (ya sean seres vivos o su hábitat), y no puede existir sin esa
explotación. Antes de que apareciesen las sociedades agrícolas los humanos eran
básicamente nómadas, sólo asentaron poblados permanentes cuando las plantas y los
animales fueron domesticados. La explotación de estas formas de vida permitió el
crecimiento de la joven civilización, lo cual creó la necesidad de explotar más animales
y cultivar más plantas.

Viaja desde aquel momento 10.000 años en el futuro y llega hasta el día de hoy. Hay
muy pocos lugares de la Tierra donde los humanos no hayan intentado (y la mayoría de
veces logrado) crear relaciones de dominación con respecto a los seres vivos que
habitan esas zonas. En la mayor parte del terreno que ocupa el mundo civilizado se han
destruido los ecosistemas que ahí había y/o se ha cubierto de cemento. La escala a la
que se extinguen las especies hoy en día es similar a la que había cuando se
extinguieron los dinosaurios hace 65 millones de años, y mientras que tengo claro que
salvar un bosque o a los presos de una granja es algo genial, sigue siendo como poner
una tirita ante una herida en el pecho (1).

Si pudiésemos sacar a todos los animales que están encerrados en granjas y laboratorios
por todo el mundo, ¿hasta qué punto sería bueno si no quedasen espacios salvajes en los
que liberarlos? Y viceversa, ¿Qué sentido tendría proteger la última zona salvaje si
todos los animales estuviesen domesticados, su espíritu salvaje destruido? La lucha por
salvar a los animales y a la Tierra son inseparables. Cada aspecto de la civilización
conspira contra todo aquello que es salvaje. Es la totalidad de la dominación humana,
no sólo un elemento, lo que destruye la vida.

Nuestras luchas jamás podrán ser efectivas si nos centramos en un único aspecto de la
enfermedad llamada civilización. Debemos atacar la totalidad de la sociedad industrial
cada día. No debemos detenernos ni un instante en nuestra lucha, ya que la civilización
avanza continuamente en su marcha mortal. Debemos poner en jaque las ideas que
sostienen la vida diaria de la sociedad industrial. La mayoría de la gente lucha por la
liberación de una forma de vida y, sin darse cuenta o sin importarles, apoyan la opresión
de muchas otras formas de vida todos los días. ¿Cómo que no?, ¿entonces no empleas
electricidad? Soy consciente de que tenemos que hacer alguna cosa que no nos gusta si
queremos ser efectivos en nuestra lucha, como por ejemplo necesitamos emplear
gasolina para realizar acciones de ecotage que puedan hundir a las corporaciones. Pero
tenemos que ser conscientes del impacto negativo que nuestras acciones y herramientas
tienen sobre los ecosistemas.

Por supuesto que no estoy condenando el que alguien incendie una maderera; si es lo
que quieres hacer préndeles fuego a esos desgraciados. Como mínimo vas a conseguir
hacer sonreír a este preso político. Pero ten en cuenta que no estarás deteniendo la
destrucción de la Tierra estarás ralentizando el ritmo de su destrucción-.

Tenemos que reaprender cómo convivir con la naturaleza, vivir en los ecosistemas, en
lugar de sobre ellos. Como suele decirse, hemos visto al enemigo y somos nosotros.
Es hipócrita atacar por la noche un aspecto de la maquinaria de destrucción de la
naturaleza que es la sociedad industrial, y a la mañana siguiente apoyar otros aspectos al
irnos a comprar/consumir. No podemos continuar viviendo de la manera que nos han
enseñado aquellos que justifican la civilización (y la destrucción que conlleva), y
esperar que podamos hacer que desaparezcan todas las formas de dominación. La
civilización, desde su aparición se ha sustentado en la dominación; depende de ella para
seguir sobreviviendo.

Debemos regresar a una cultura de sostenibilidad una en la que vivamos en armonía
con la naturaleza- pero esto jamás sucederá mientras los deshechos industriales sean
alimentados por corporaciones a las que lo único que les importa es obtener beneficios.

Se ha hecho que la gente piense que la felicidad se consigue trabajando al menos la
mitad del tiempo en el que están despiertos, para así poder comprar cosas que les
ahorrarán tiempo y dinero. ¿Soy el único que se da cuenta de lo completamente estúpido
que es todo esto? Afortunadamente no, pero más gente de los que se dan cuenta deben
ser conscientes de que incluso si dejan de participar en esta cultura de trabaja-consume-
muere el resto de personas seguirán participando en el envenenamiento de todos
nosotros.

A pesar de que prenderle fuego a una industria maderera pueda enlentecer el ecocidio,
creo que es mucho mejor la táctica de acabar con los bienes de consumo antes de que
sean producidos, esto se puede conseguir destruyendo las plantas energéticas y los
laboratorios que permiten que esta sociedad cancerígena se mantenga en pie.

Cada momento que no es empleado en destruir esta sociedad industrial es equivalente a
justificar la destrucción que produce sobre nosotros y sobre las demás formas de vida.
Estamos siendo envenenados por toxinas que se emanan al aire las 24 horas del día, aun
así la media está en que las personas inviertan menos de 24 segundos semanales
haciendo algo al respecto. Espero que este dato no te haga felicitarte a ti mismo si
superas esos 24 segundos, lo que me gustaría es que te des cuenta de que aquellos que
hacemos algo debemos atacar más fuerte.

Todos nosotros debemos ponernos cara a cara con la totalidad y decidir si queremos
continuar golpeando los dedos del monstruo que tiene amenazados a todos los seres
vivos, o si vamos a golpearle en la cabeza. No me entiendas mal, arrancarle un dedo
nunca va a ser algo malo, pero a no ser que sea parte de una estrategia mayor no va a
terminar con la dominación humana hacia los animales y la naturaleza.

Jamás conseguiremos convencer a las corporaciones para que dejen de explotar
animales y la Tierra, eso está en contra de su naturaleza. Queremos defender los seres
vivos a toda costa. Ellos quieren perpetuar una forma de vida de explotación sin
importarles a qué precio. Su trabajo es ganar todo el dinero que puedan sin importar los
daños que causen. Nuestro trabajo es llevar sus negocios a la ruina. (2)

1.- Sin ánimo de extendernos demasiado, Acción Vegana no está de acuerdo con esta
comparación. No podemos restar importancia al hecho de que un individuo preso sea
liberado de su prisión por el mero hecho de que haya muchos más individuos presos a
los que no se puedan liberar. Para el preso liberado sí que es muy importante esa acción.

2.- A quien le haya gustado este artículo le recomendamos El buque de los necios, de
Ted Kaczynski (alias Unabomber).

*Extraido del libro “Encendiendo la Llama del Ecologismo Revolucionario” pag 53 a 56.


About this entry